NUTRICIÓN Y OBESIDAD

De todos es sabido, lo importante que es para nuestra salud, la calidad, variedad y cantidad de alimentos que ingerimos diariamente, para el buen funcionamiento de nuestro organismo, y por lo tanto de la buena salud del mismo.

Por otro lado, y en relación con la nutrición, hay que destacar la obesidad como uno de los desórdenes más comunes y extendidos, especialmente en la sociedad occidental.

 

El propósito de la ciencia de la nutrición es explicar la respuesta metabólica y fisiológica del cuerpo ante la dieta. Con los avances en biología molecular, bioquímica y genética, la ciencia de la nutrición está profundizando en el estudio del metabolismo, investigando la relación entre la dieta y la salud desde el punto de vista de los procesos bioquímicos. El cuerpo humano está hecho de compuestos químicos tales como agua, aminoácidos (proteínas), ácidos grasos (lípidos), ácidos nucleicos (ADN/ARN) y carbohidratos (por ejemplo azúcares y fibra), y todos estos componentes deben de estar en los alimentos que ingerimos en nuestra dieta habitual, ya que, el defecto o exceso de dichos componentes provocará un desequilibrio homeostásico en el organismo, y por lo tanto seremos vulnerables a multitud de enfermedades. Esto indica la importancia de una dieta equilibrada como preventivo y corrector de la enfermedad, haciéndose notar desde la medicina alternativa, que nuestro primer medicamento ha de ser nuestro alimento.

 

Con respecto a la obesidad decir que cuando hablamos de obesidad significa tener un exceso de grasa en el cuerpo. Se diferencia del sobrepeso, que significa pesar demasiado. El peso puede ser resultado de la masa muscular, los huesos, la grasa y/o el agua en el cuerpo. Ambos términos significan que el peso de una persona es mayor de lo que se considera saludable según su estatura.

 

La obesidad se presenta con el transcurso del tiempo, cuando se ingieren más calorías que aquellas que consume. El equilibrio entre la ingestión de calorías y las calorías que se pierden es diferente en cada persona. Entre los factores que pudieran inclinar el equilibrio se incluyen la constitución genética, el exceso de comer, el consumo de alimentos ricos en grasas y la falta de actividad física. Generalmente los profesionales de la salud están de acuerdo en que un hombre con más del 25% de grasa corporal y una mujer con más de 30% de grasa corporal son obesos y cuando este porcentaje se alarga en el tiempo, consideramos que la obesidad es mórbida.

 

En el Instituto de Medicina Alternativa disponemos de especialistas en alimentación y salud, que plantearan una solución real y personalizada para cada caso de desorden alimentario, teniendo en cuenta las causas multifactoriales, en cada caso, teniendo en cuenta parámetros esenciales como:

- Factores Socioeconómicos

- Factores Psicológicos

- Factores Metabólicos

- Factores Neuroendocrinos 

- Factores Psicológicos

- Actividad Física

 

En el Instituto de Medicina Alternativa disponemos de un equipo multidisciplinar de profesionales, para que, desde nuestro centro y sin tener que desplazarse, pueda solucionar su desorden.

 

En el “Instituto de Medicina Alternativa”, valoramos las posibles causas, aplicamos una dieta personalizada y las medidas correctoras más activas para cada paciente, lo que hace que el tratamiento tenga un aspecto holístico, es decir, valorando al paciente como un todo indivisible, mejorando no solo el aspecto estético, si no teniendo en cuenta la mejora de toda la salud del paciente.